miércoles, 9 de abril de 2008

No decepcionar...

Al final parece que ni las largas vacaciones, ni los resfriados de última hora han podido evitar que en la competición del pasado domingo igualará los tiempos de Pontevedra. Y eso que por aquel entonces me encontraba en un estado de forma a priori muy superior. Es lo que tiene el deporte master, nunca se sabe, muchas veces pueden más las ganas de hacer bien las cosas, quizá porque han ido a verte y no quieres decepcionar, que todo lo demás. En definitiva, y siempre hablando de la misma persona, para mi la motivación es sin duda el factor más relevante a tener en cuenta por un deportista y evidentemente por un entrenador. En natación, tiene muchos nombres: no decepcionar a los que van a verte, bañador de piel de pececillo, las gafas de la suerte (que CASI nunca se caen), afeitarse de los pies a la cabeza, etc.
Personalmente me quedo con el primero "no decepcionar" es mucho más estimulante aunque conforme pasa el tiempo y al borde ya de los 38 tacos cada día cuesta más. Después de mucha reflexión y echando un vistazo a mis gafas de cursillista, mi siguiente paso en busca de motivación será la compra de una epilady...casi seguro.

El viernes Tachenko en el loco presentando "Esta vida pide otra"...



1 comentario:

noe dijo...

Salviiiiiiiiiiiiiiii

Ni aun que te hubieran descalificado o hubieras quedado el último o se te hubieran caido las gafas de cursillista que tanto criticamos Nacho y yo, ni aun que hubiera pasado todo eso nos hubieras decepcionado. Para nosotros siempre eres y serás un modelo a seguir dentro y fuera del agua.

Ahora, la frase que tanto me has repetido de "quien tuvo, retuvo" te viene al pelo!

Mañana voy a nadar, ya sabes, mercadito... jejeje, espero verte en el agua!!


Be water... jejeje (suena bien)







Por cierto... lo próximo no es la depilación, con un cambio de gafas ya vuelassss!! jejejeje